¿Tengo adicción a las compras?

Shopping-Addiction

Ahora que estamos en fechas navideñas seguramente más de uno se estará preguntando: ¿tengo adicción a la compra? ¿hasta que punto es “normal” lo que estoy haciendo?
 En estas fechas tan consumistas se podría decir que todos nos volvemos un poco “compradores compulsivos”, nos excedemos y acabamos comprando más cosas de las que realmente necesitamos. El problema es cuando hay gente que no lo hace solo en navidad, si no todo el año. La adicción a la compra es una conducta compulsiva (por eso muchas veces se considera como un trastorno del control de impulsos) que formaría parte de las llamadas adicciones psicológicas o conductas adictivas. Y es que muchos comportamientos que para la mayoría de las personas resultarían normales para otras pueden ser patológicos y problemáticos. ¿Y cómo sabemos cuando nuestro comportamiento es normal y cuando no? Según los criterios de Mark Griffiths (1998):

  • Saliencia: la actividad en cuestión pasa a ser la más importante en toda tu vida. Domina todos tus pensamientos, sentimientos y conducta.
  • Modificación del humor: cuando se implica en dicha actividad.
  • Tolerancia: con el tiempo la persona tiene que aumentar el tiempo o cantidad de esa actividad para conseguir los efectos anteriores (tranquilidad, relajación, placer, euforia…)
  • Síndrome de abstinencia: cuando no se puede hacer esa actividad la persona se siente nerviosa, irritable, con estado de conciencia alterado, falta de concentración… Incluso puede sufrir diferentes síntomas físicos como temblores, taquicardias, sudoración excesiva…
  • Conflicto: existe un conflicto entre esa actividad y la vida de la persona. Es decir, el continuar con esa actividad afecta a la vida familiar, social o laboral (incluso todo a la vez). La persona se busca problemas con sus amigos, en el trabajo, en casa, elude responsabilidades, se endeuda, problemas con la ley… O conflictos intrapsíquicos, (consigo mismo) por ejemplo, se siente muy culpable tras hacer la actividad.
  • Recaída: a pesar de los continuos esfuerzos de la persona por dejar de hacer la actividad, tras un tiempo sin realizarla, esta regresa a los mismos niveles de intensidad con los que se hacía antes.

Por lo tanto, lo realmente importante en una adicción no es la propia actividad en sí, si no la relación que tengamos con ella.

comprar

Ahora bien, ¿cómo podemos saber si realmente tenemos un problema? Puedes guiarte por las siguientes preguntas:

  • ¿Tienes impulsos excesivos y repetitivos por ir a comprar y que son más intensos cuando estás nervioso/a, frustrado/a o deprimido/a?
  • ¿Eres tan impulsivo/a comprando que casi siempre compras cosas que no necesitas? ¿Te sientes culpable después? ¿Esa culpabilidad solo desaparece momentáneamente cuando vas a comprar de nuevo?
  • ¿Sigues gastando dinero a pesar de que no te quedan recursos con los que pagar o estás endeudado/a?¿Sientes una necesidad urgente e irrefrenable de ir a comprar?
  • ¿Has intentado en vano y repetidamente controlar tus gastos?
  • ¿Mientes, manipulas u ocultas la verdad para poder seguir comprando?
  • ¿Sigues comprando a pesar de todos los problemas laborales, sociales, económicos y familiares que esto produce?

Si las respuestas a estas preguntas son afirmativas seguramente tengas un problema con las compras. ¿Qué puedo hacer entonces? Lo primero de todo es reconocer el problema. Es lo más difícil, ya que un adicto a la compra se justifica con miles de excusas (“estoy pasando una mala racha”, “hay gente que todavía compra más que yo”, “hay que aprovechar ahora que estamos en rebajas”). Después lo mejor es empezar una terapia grupal o individual. El tipo de tratamiento que mejores resultados ha dado hasta la fecha es uno que incluya técnicas de modificación de conducta, con el objetivo de reducir las compras y controlar las compulsiones, y técnicas cognitivas, para identificar los pensamientos que nos llevan al deseo de comprar y pararlos. Identificamos también dentro de la terapia el procedimiento de compra que utiliza la persona, ya que en los últimos años no hace falta ni salir de casa para comprar, se puede usar el ordenador o el móvil vía internet.

compras

Me siento identificado/a con algunas preguntas. ¿Hay alguna forma de prevenir este problema? Sí. Y cuanto antes empieces mejor:

  1. Habla con un familiar o alguien de confianza sobre este problema. Cuéntales tus preocupaciones y pídele ayuda y supervisión durante un tiempo. Saber que hay alguien que supervisa tus gastos puede ayudarte a que te pienses un poco más lo que vas a comprar.
  2. No lleves tarjetas de crédito/débito ni billetes grandes que haya que cambiar encima. Lleva siempre el dinero justo acorde con lo que quieras comprar.
  3. Haz un registro exacto de todos los gastos que haces al mes para reflexionar en que estás gastanto el dinero. Establece también unos límites de gastos en función de la situación económica en la que te encuentres en estos momentos, con el fin de no superarlos.
  4. Evita tus establecimientos favoritos de compra durante un tiempo, o si no puedes intenta ir acompañado con alguien que sepa tu problema. Nunca acudas por el contrario, con aquellas personas con las que solías ir a comprar y que sabes que te van a incitar (“date un capricho”, “no es tanto dinero”…).
  5. Si tienes que comprar algo nunca lo hagas online. El anonimato que nos da internet hace que sea más fácil gastar dinero.
  6. Estas fechas son difíciles, intenta mantenerte ocupado en tu tiempo libre con alguna actividad que te distraiga. Evita las grandes superficies y calles principales durante un tiempo (o ve siempre acompañado), hasta que notes que controlas más tus gastos.
  7. Reflexiona en los pensamientos o emociones que tienes antes y después de ir a comprar. Sobre el porqué vas a comprar ¿Voy a comprar siempre que me siento mal? ¿Comprar esto ha hecho que me sienta mejor? ¿Me ha servido para algo?

cortarcredito Si aun así notas que el problema se te escapa de las manos pide ayuda profesional para llevar una intervención individualizada y acorde con tus necesidades. Si necesitas más información o asesoramiento contáctame. Espero que os haya servido de ayuda. ¡Felices fiestas a todos!

Anuncios

Un comentario en “¿Tengo adicción a las compras?

  1. ¡Cuanta obsesión hay en el mundo!

    Es como esta gente que se gasta
    600 euros en un maldito bolso :/ WTF!

    Las necesidades de la humanidad son tan deplorables
    como la humanidad en si misma.

    ¡Destrucción! XDDDDDDD

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s