Personas que perdemos a lo largo de nuestra vida

recuerdos

Desgraciadamente, es inevitable que a medida que crecemos personas que eran importantes para nosotros se marchen para no volver.

Hacía tiempo que quería publicar algo de este estilo porque me parecía interesante. Por eso, os dejo con los tipos de personas que tarde o temprano se irán de nuestras vidas (aunque lo más seguro es que lo hayan hecho ya).

  • La persona que en realidad nunca formó parte de tu vida:  Dicen que no puedes perder algo que nunca tuviste, aunque yo no creo que sea así. Si por un momento, entraste en mi vida, entonces fuiste parte de ella y formaste parte de mi. Tomaste parte de mi mente y fuiste parte de mis pensamientos. Mi cuerpo fue tuyo cuando estuvimos juntos y parte de mi corazón también cuando comencé a preocuparme por ti. Siempre tendrás eso y nunca lo sabrás. Estas son las personas que te hirieron y que probablemente lo seguirán haciendo siempre.
  • Personas que te decepcionaron: Dejar que la gente entre en tu vida y confiar en ellos es un desafío. La vida nos ha enseñado a ser desconfiados de las intenciones y motivos de los demás, pero una vez que confío en alguien, esas personas se ganan mi confianza total. Las personas que me desilusionan no sólo me hieren sino que también hacen que me enfade conmigo misma por perder mi tiempo y confiar en alguien que no se lo merecía.
  • Aquella persona que está pero no está: La gente cambia. La gente evoluciona y sigue con cualquiera que sea la etapa de su vida en la que decidan estar. Esa persona que está, pero no está, te hiere de una forma diferente, porque no la has perdido realmente, sin embargo existe la posibilidad de que durante un tiempo sea así. Es esa persona que puedes sentir como lentamente se aleja de ti. Lo que duele es la anticipación, el no saber cuándo se irá o cuando este cambió se volverá permanente. Es pensar en cómo las cosas eran antes, cómo son ahora y cómo todo desaparecerá.
  • La que se fue de tu lado: amigos, pareja, familiares… Perder a alguien debido a la distancia es inevitableLa vida y sus circunstancias hacen que las ciudades, los países e incluso los océanos se interpongan entre nosotros y quienes amamos. Por supuesto que existen diversas maneras de mantener el contacto con quienes nos dejan, pero nunca será lo mismo. Aquellos que se van se llevan consigo parte de tu mente y también una parte de tu alma que nunca será tuya otra vez porque ellos estarán en otro lugar, sea cual sea ese lugar. Aunque duela, también puede ser positivo. Amar y sufrir por quienes están en diferentes lugares del mundo da esperanza: esperanza de viajar y volver a verlos algún día. Saber que en otros lugares del mundo hay personas con las que compartes un vínculo.

3063997_640px

¿Merece la pena amargarse pensando en ello?

Es imposible enterrar para siempre nuestros recuerdos y aunque pudiésemos ¿De verdad queremos hacerlo? No podemos cambiar el pasado, por eso tenemos que aprender a convivir con él.

Tal vez lo mejor sea quedarnos solo con los buenos recuerdos y no martirizarnos de lo que hicimos o podríamos haber hecho. Aprender de las experiencias y seguir adelante. ¿Nos va a servir de algo darle vueltas a un tema que ya está cerrado? ¿Van a cambiar las cosas? ¿Va a hacer que nos sintamos mejor? Si la respuesta es positiva vuélvete a replantear las preguntas lentamente. ¿Nos va a servir de algo darle vueltas a un tema que ya está cerrado? ¿Pensar en ello va a cambiar las cosas? ¿Va a hacer que nos sintamos mejor?… En resumen, ¿Te aporta algún tipo de beneficio?

Los beneficios vendrán en forma de otros nombres, actividades, trabajos y oportunidades. Eso sí, tienes que tener una predisposición a ello y no cerrarte en banda esperando a un pasado que no volverá. Y aunque regresase, jamás volvería a ser igual.

En definitiva, no te aferres al pasado si no va a mejorar tu presente. Pero tampoco lo entierres. Seguramente ya sabrás que lo primero que olvidamos es aquello en lo que menos pensamos. “Recuerdo aquella excursión con mi familia hace 15 años pero no recuerdo lo que hice ayer”. Si nos empeñamos en lapidar y evitar nuestros recuerdos continuamente será probable que algún día perdamos tantos detalles que apenas nos acordemos, tendremos grandes lagunas. Y es triste, porque seguramente en aquellos momentos también fuimos felices. Además, también estamos olvidando parte de nuestras vidas. Los recuerdos y momentos felices van a ser lo único que nos quede justo antes de morir.

recuerdo

Inspirado en…

Anuncios

9 comentarios en “Personas que perdemos a lo largo de nuestra vida

  1. Siendo francos, tras los recién acontecimientos, viene de perlas la entrada.
    ¿sabes que te digo? Que quiero mis pedacitos de alma de regreso. No me hace gracia que gente como “esa”, tenga una parte de mi. Uhmm… ojalá y les sirva para atragantarse XD.

    Le gusta a 1 persona

    • Que casualidad 🙂 Entonces he acertado con la entrada jeje. Hace tiempo que quería hacer una pequeña reflexión sobre este tema, me parecía muy interesante pero nunca encontraba el momento.
      No desees eso, nunca se sabe lo que deparará el futuro.

      Muchas gracias por tu comentario. ¡Un beso!

      Me gusta

  2. La vida es como un tren de largo recorrido, los viajantes que nos acompañan cada uno se baja en una estación y otros nos siguen todo nuestro trayecto.

    Todo aquel que se cruza en nuestra vida no es por casualidad, tiene su razón. Suele ser por una necesidad que hemos demostrado tener y venga a cubrirla, viene para ayudarnos, para darnos paz y tranquilidad, apoyo moral y espiritual, otras te forzaran para tomar decisiones y mantener una posición, te enseñaran lecciones para tu vida y una vez que han cubierto ésas necesidades y sin ninguna actitud errónea por tu parte, en cualquier momento se irá.
    Esto es parte de una entrada de mi blog. https://pensamientoscollier.wordpress.com/2014/10/14/casualidad/. Un saludo Sara.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias por tu comentario :).

      Supongo que de todo se puede aprender algo. Incluso de aquellas personas que te decepcionan… A veces lo difícil es darse cuenta de ello a tiempo.
      Ahora mismo voy directa a tu entrada, que estos temas me chiflan 🙂

      Un beso!

      Le gusta a 1 persona

  3. Como anillo al dedo!!!!!! Sobre todo por lo de la gente que está y no está…A veces es porque no te saben decir adiós claramente y te viven ilusionando, pero creo que es hora de enfrentar la realidad. Y con esto que has escrito creo que tengo un buen catalizador para aprender a soltar

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s