Desconecta de tus problemas en 3 minutos

sueño

A continuación os explico una pequeña y rápida técnica para mantener la calma cuando un problema nos está desbordando.

Para realizar esta técnica lo ideal es tener algún tipo de conocimiento en respiración abdominal o diafragmática. Pero si no la conoces puedes hacerla igual (aunque no será tan efectiva). Si queréis conocer un poquito más de este tipo de respiración lo explico más abajo.

  1. Ve a un cuarto vacío y túmbate cómodamente en un sofá o sillón, relaja todo tu cuerpo. Apoya los pies en el suelo, la espalda en el respaldo y relaja el cuello, levemente flexionado hacia adelante.
  2. Cierra los ojos y no hagas nada, nota tu respiración acelerada y como late tu corazón. A continuación toma lentamente aire por la nariz contando hasta 5 segundos. Mantén el aire otros 5 segundos… Y leeentamente suelta el aire por la boca en otros 5 segundos. Este es el ciclo de respiraciones que tienes que mantener durante todo el ejercicio.
  3. Céntrate en la respiración. Seguramente tu cabeza siga dando vueltas a mil ideas y sentimientos. Pero te da igual. Deja que los pensamientos, ideas o imágenes vengan y se vayan por sí mismos, no los pares. Simplemente déjalos fluir y céntrate en mantener el ritmo de los ciclos de respiración. Que “pasen”. Tienes que dejarlos pasar. Como cuando pones la televisión de fondo mientras estás haciendo otra cosa. La oyes de lejos mientras haces otras cosas, sirve para tener ruido de fondo pero en realidad estás más centrado en otras cosas (leer, móvil, cocinar, hablar con alguien…).
  4. Termina enseguida. Con dos o tres minutos es suficiente. Respira hondo, estira los brazos y piernas y abre los ojos: si te encuentras un poco más tranquilo el método funciona. La mejoría al principio es poca pero su efecto es acumulativo, ¿qué quiere decir esto? que después de un tiempo de hacerlo te sentirás más tranquilo en general, más consciente de tus problemas y de cómo resolverlos. Los verás desde otro punto de vista más lejano. Si lo practicas 4 o 5 veces al día durante 2 o 3 minutos notarás una gran diferencia en pocos días. Al principio parecerá que solo te sale bien si estás relativamente calmado al empezar, pero con un poco de práctica, se puede hacer hasta en mitad de un Madrid-Barcelona.

Respiración abdominal

Si quieres potenciar el ejercicio utiliza la respiración abdominal. Se trata de inspirar por la nariz enviando en primer lugar el aire directamente a la zona abdominal (en vez de al pecho como solemos hacer), de manera que la respiración sea más lenta y profunda.

Túmbate en la cama o en un sillón. Pon la mano derecha en el vientre (por debajo del ombligo) y la izquierda en el estómago (por encima del ombligo). Hay que dirigir el aire a la parte inferior de los pulmones, de manera que el diafragma baje al máximo expandiendo a tope la capacidad pulmonar. La práctica correcta implica que se mueva la mano colocada sobre el vientre pero no la del estómago, ni el pecho. No se debe de forzar la respiración haciéndola más rápida o intensa. Sirve de ayuda imaginarse que tienes un globo dentro del vientre que hay que hinchar con el aire inspirado. Después hay que enviar el aire inspirado al estómago y finalmente al pecho. Es decir, la inspiración se hace en tres tiempos pero sin forzarla. Por último, expulsaremos el aire por la boca suavemente.

Espero que os haya servido de ayuda, si te aprendes esta técnica te será muy útil en momentos puntuales de crisis porque tu nivel general de ansiedad será más bajo y no responderás de una manera tan exagerada a las eventos de la vida cotidiana.

desconectar

¡Feliz inicio de semana a todos!

Anuncios

14 comentarios en “Desconecta de tus problemas en 3 minutos

  1. Me acuerdo cuando haciamos esto en Educación Física, que personsalmente
    a mi no me relajaba nada jajaja al contrario, me estresaba ¿eso es posible? :/
    Soy como un salmonete, siempre contracorriente :p

    Le gusta a 1 persona

    • Pues este ejercicio nunca lo he hecho en Educación física, lo que si practicábamos era la relajación mediante imaginación y la respiración abdominal. Pero llevaba mucho más tiempo.
      Es más difícil relajarse si sabes que hay gente alrededor 😛

      Gracias por el comentario! Un beso!

      Me gusta

  2. Hola Sara, compruebo que este es el gato de mi casa, y no me pediste permiso ni para fotografiarlo ni siquiera para disfrazarlo. Mira al muy pillo cómo le gusta la dolce vita. (Bromas a parte creo que es una muy graciosa imagen, y eso quizá tenga un punto de terapia por graciosa, ¿no?) Gracias por compartir y un cálido abrazo 😀

    Le gusta a 1 persona

    • Al principio cuando estaba leyendo el comentario me lo creí porque esa imagen no es original mia jaja y pensé ” Ay dios…”.

      Si, la puse porque me pareció graciosa, para darle un toque de humor :).

      Muchas gracias por el comentario y me alegro de que te gustan las entradas.

      ¡Un beso!

      Le gusta a 1 persona

      • Hola Sara, la sensación que describes, la he tenido en alguna ocasión, y es que navegar por estas ‘aguas’ de la red, es algo paralelo a la vida de ahí abajo en la calle, pero tiene sus peculiaridades y sorpresas. Pero seguimos con las velas izadas. Que pases un buen día. Un beso.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s