¿Cómo llevar una relación sentimental en el trabajo?

oficina

Cuando hablamos de relaciones en el ámbito laboral es fácil imaginarse la típica relación entre jefe-subordinado o entre compañeros de trabajo, pero también existen parejas que encontraron antes el amor y que acabaron terminando en la misma empresa.

¡Muy buenas a todos! Recientemente he creado una página web donde poco a poco estoy resubiendo los artículos de mi antiguo wordpress. Por eso, si quieres leer está entrada tendrás que hacerlo directamente en mi página web de psicólogos gijón, psicolorenzo. Solo tienes que entrar en el siguiente enlace: psicólogos gijón

Gracias por ayudarme a crecer 😉

 

Anuncios

11 comentarios en “¿Cómo llevar una relación sentimental en el trabajo?

  1. Hola Sara, me parece un artículo muy completo y muy bien estructurado, además de abarcar de manera precisa todos los supuestos. El léxico es culto pero asequible para todos. Vaya, que perfecto.
    Mi opinión sobre el tema, es que no me gustaría en ningún caso compartir pareja y trabajo a la vez.
    Asimismo mi forma de pensar en el trabajo, no me permite en lo más mínimo recrearme en algún detalle atractivo. Me autocensuro.
    Gracias por la información. Hasta otra.

    Me gusta

    • ¡Muchas gracias!

      Si, yo opino igual, no me gustaría compartir las dos cosas y estoy segura de que la mayoría de la gente lo evitaría. Desgraciadamente no todo el mundo tiene alternativa, por eso escribí también sobre aquellas parejas que no les queda más remedio que trabajar juntas después de llevar tiempo unidos.

      Muchas gracias de nuevo.
      ¡Un beso!

      Le gusta a 1 persona

      • ¡Hola y qué bien que estés aún aquí! Sí que de tus recomendaciones, realmente se percibe una atención especial para los que se deben resignar a sobrellevar ambas cosas. Eso dice mucho y además en positivo sobre tu generosa vocación por asistir también a esa minoría. Además creo que en esencia, como mujer estás más abierta a la mezcla de casi cualquier idea, hecho o concepto en tu alrededor. El hombre está más cerrado en coordenadas cartesianas, es decir, a un lado una cosa, a otro lado otra, que no se mezclen. Aunque todo pueda ser por la propia incapacidad de conjugar como vosotras. Gracias a tí por tu respuesta. Un beso.

        Le gusta a 1 persona

      • ¡Hola!

        Siempre intento ser abierta y mirar todos los puntos de vista antes de opinar, aunque claro, no siempre es fácil 🙂

        Escribí sobre este tema porque en la revista pedían un artículo que lo abarcara y como últimamente solo escribo sobre educación (es para la sección para la que principalmente escribo en la revista) me apetecía cambiar de aires y hacer algo distinto.

        Por falta de tiempo últimamente solo publico en wordpress artículos sobre niños pero en un futuro me gustaría volver a los orígenes y tratar otros temas de la vida cotidiana.

        ¡Un beso y gracias de nuevo!

        Le gusta a 1 persona

      • Qué amable eres, las gracias las mereces tú y una gran mayoría así lo reconocerá para tus publicaciones.
        Aunque sea un profano en tu materia, sí que debe ser más enriquecedor abarcar otros temas, aunque si se enmarcan por ejemplo en temas de niños, quizá de forma sutil puedes aproximarte de paso a algo más que esté relacionado. No sé, se me ocurre así. Un beso y muchas gracias a tí.

        Me gusta

  2. Consejos buenos nos das como siempre Sara. Cierto es que en algunos trabajos no te dejan tener relaciones con los compañeros, cosa que no entiendo, nadie es quien para decir con quien queremos estar o de quien nos tenemos que enamorar. Me ha gustado el tema que has tratado, es interesante. Un abrazo y lo comparto en mi blog.

    Le gusta a 1 persona

  3. Yo conocí a mi esposa trabajando en un hotel, tuvimos que ocultar la relación ya que iba contra las normas de la empresa. Nos vimos obligados a renunciar para casarnos. Llevamos cinco años de feliz matrimonio. Muy buen artículo. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    • Me parece increíble que al final tuvieseis que renunciar a trabajar ahí. Yo sigo opinando que mientras no afecte al trabajo ni a otros cada uno es libre de hacer lo que quiera en su vida privada.

      Fue muy valiente por vuestra parte, y más en los tiempos que corren ahora, que es más difícil encontrar trabajo. Renunciar los dos a la vez debió suponer un cambio económico bastante importante…

      Muchas gracias por comentar y ¡valiente decisión! Os deseo toda la suerte y amor del mundo.

      Un beso 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s