¿Tienen los niños adoptados más posibilidades de tener problemas de conducta?

adopcion

Todos los bebés del mundo tienen la capacidad innata de establecer un vínculo con su madre, una unión invisible y especial que hace que ella quiera proteger y cuidar a su hijo por encima de todo. Desgraciadamente, muchos niños institucionalizados no han tenido esa oportunidad y las consecuencias son nefastas.Este vínculo da una sensación de seguridad al bebé que es vital para que pueda desarrollarse correctamente, porque tener a la madre cerca es lo único seguro que tienen en un mundo totalmente desconocido para ellos.

Normalmente el vínculo se establece con la madre, pero no es obligatorio, algunas veces es con el padre o con la persona que más tiempo pasa con el bebé. Por ejemplo, en casos en los que la madre está desaparecida, ese vínculo lo puede establecer con el padre, los abuelos o un hermano. La figura de apego tampoco tiene que ser obligatoriamente alguien de la familia, lo importante es que sea estable en el tiempo.

Los niños que desde pequeños han tenido la suerte de disponer al menos una figura de apego durante la infancia se convertirán en bebés seguros de sí mismo y felices, saben que hay alguien que les quiere y les cuida. Tener al menos un vínculo en la primera infancia ayudará a que el niño desarrolle la empatía, la reciprocidad en las relaciones sociales, el control de los impulsos, el autoestima, la tolerancia a la frustración, y un largo etcétera.

La importancia de crear un vínculo con los padres

Sin embargo, en el otro extremo nos encontramos otros casos en los que los niños a lo largo de la primera infancia no han podido establecer un vínculo significativo con al menos un adulto. Desgraciadamente en estos casos los bebés crecen inseguros y con miedos. De esta manera, en el futuro nos encontramos con niños que tienen más posibilidades de desarrollar trastornos en el aprendizaje y problemas en el ámbito de las relaciones sociales, además las situaciones difíciles del día a día que estén relacionadas con separaciones o pérdidas de personas queridas les afectará muchísimo más que a los niños que han crecido de una manera segura. Es el caso de muchos niños adoptados hoy en día.

Algunos niños dados en adopción apenas tuvieron relación con la madre biológica pero tuvieron la suerte de encontrar  rápidamente unos padres adoptivos o una casa de acogida. Estos son los casos que suelen ser los menos problemáticos porque antes de los tres meses de edad el niño no ha establecido el vínculo con la madre y puede establecerlo rápidamente con los “nuevos padres”. Sin embargo los niños que son institucionalizados a menudo cambian varias veces de cuidador hasta que encuentran una familia, por lo que es difícil poder llegar a establecer un vínculo significativo con al menos un adulto. Los pequeños acaban desarrollando desconfianza e inseguridad respecto a los adultos. Por eso, el trastorno más común en estos niños son los trastornos del vínculo. No es más que una estrategia evolutiva para evitar el peligro y el miedo a ser dañado.  Al niño le ha faltado atención, empatía y amor incondicional (cosas que se consiguen con el establecimiento de al menos un vínculo con un cuidador significativo).

Cuando los niños vienen de otros países (sobre todo Europa del este y China) en los que han estado viviendo en orfanatos o residencias las probabilidades de que presenten trastornos cognitivos o relacionados con el vínculo aumenta, presentándolos 1 de cada 3 niños, según los datos publicados en Development and Psychopathology.

Estas diferencias en comportamiento pueden aparecer en cualquier edad pero es más común durante la adolescencia porque es una edad en la que los niños se empiezan a relacionar de una forma más cercana a sus iguales, las amistades son más profundas y duraderas,  y la presión por tener un buen rendimiento escolar es elevada. Muchos niños por miedo a decepcionar a sus padres se exigen demasiado a sí mismos, aguantan y acumulan tensión. Si además, las notas no acompañan sus esfuerzos, la rabia y la frustración solo empeorarán la situación, hasta que llega un punto en el que el niño no puede más y explota, entonces es cuando llegan los problemas de conducta. Por lo general, serán más graves cuando la edad de adopción es mayor porque el niño habrá vivido más intentos de vinculación que no llegaron a buen fin. Los síntomas se pueden manifestar en forma de una gran desconfianza o por el contrario, con una confianza excesiva. Por ejemplo, pueden ser demasiado abierto con personas a las que aun no conocen bien, se confían y pueden llegar a realizar conductas de riesgo. Este comportamiento es una estrategia más de evitar el rechazo social. Necesitan sentirse queridos por todos e incluso pueden dejar de lado sus propias necesidades para ello. Tienen miedo de defraudar a su nueva familia.

¿Qué hacer para ayudarles?

adoptar

-Nuestra primera reacción seguramente será la de castigarles ese mal comportamiento. Sin embargo, antes de lanzarnos a ello es recomendable  evaluar si los comportamientos del niño son debido a un trastorno del vínculo, si fuese así tenemos que trabajar la raíz del problema, centrándonos en los aspectos emocionales. Por eso, es recomendable que el niño reciba ayuda psicológica y que acudan a un profesional que pueda ayudarles.

-Fíjate en el tipo de comportamientos que presenta. Hay veces que las conductas son extremas, en ese caso es urgente que pidas ayuda y que no lo dejes pasar creyendo que se arreglará solo con el tiempo (según vaya creciendo). Algunas de estas conductas son: no expresa adecuadamente los sentimientos, no tiene remordimientos, te lleva la contraria continuamente y no respeta las normas.

-Pregúntale por sus sentimientos, preocupaciones y como puedes ayudarle a que esté mejor. Recálcale lo mucho que lo queréis y que siempre estaréis ahí para lo que haga falta. Y recuerda que para que te de confianza tu también deberás mostrar confianza en él.

Los padres son los que deben controlar la situación. En todo momento deben ser ellos los que pongan las normas, que serán claras y concisas. Por otro lado, las consecuencias  siempre tienen que ir seguidas de su mal comportamiento y nunca postergarlas.

Amor y comprensión ante todo. Tiene que quedar SIEMPRE muy claro que tu amor por él es incondicional. En niños que han sufrido muchas pérdidas puede que no las hayan terminado bien de asimilar. En este sentido,  puede ser beneficioso (siempre y cuando el niño quiera y acepte) hablar de su pasado. Eso sí, siempre hay que terminar la conversación hablando de su futuro en la nueva familia. Tratar estos temas le ayudarán a situarse.

-Intenta ser imparcial. Si tienes más hijos no debes dar preferencia ni a unos ni a otros. Es muy común en padres adoptivos el volcarse más en el hijo adoptado, lo cual no es beneficioso ni para él ni para el resto, que dependiendo de la edad pueden incluso sentirse desplazados y celosos. En el caso de que después de adoptar vayáis a tener un otro hijo el tema será más delicado y tendréis que centraros más en el pequeño adoptado para que no esté inseguro de la llegada de su nuevo hermanito.

Apoyo mutuo. Es importante que tu pareja y tú forméis un frente común, que nunca os desaprobéis delante de los niños ni os llevéis la contraria, sobre todo en todo lo que tenga que ver con la educación y disciplina. La coherencia y consistencia ante todo.


Este artículo será publicado en breves en la revista Bekia, por si os interesa visualizarlo desde ahí.

Espero que tengáis todos un buen fin de semana.

¡Un beso!

Anuncios

9 comentarios en “¿Tienen los niños adoptados más posibilidades de tener problemas de conducta?

  1. Hola Sara! Te repito lo mismo de siempre, muy buen artículo. Estoy totalmente de acuerdo contigo pues me toca muy cerca lo de la adopción. He estado varias veces por tocar este tema en mi blog pero no me había decidido pues lo enfocaría en la inteligencia emocional que debería tener el adoptado, quizás me decida. Si lo hago te por seguro que te mencionaría. Un beso 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Entonces será todo un honor ser mencionada por ti 🙂

      Para mi es un tema importante porque conozco muchas personas cercanas que se han enfrentado a esta situación y aunque es muy bonito también es duro…

      Gracias por comentar Carmen. Y si al final escribes ese artículo ten por seguro que lo leeré 🙂

      Besos!!

      Le gusta a 1 persona

      • El honor es mío mencionarte, eres muy profesional, yo no soy psicóloga, pero es una profesión que me ha atraído de siempre y como sanitaria que he sido y sigo siendo aunque no lo ejerzo ya, son profesiones de ayudar a las personas y eso es muy grato. La adopción es un tema delicado de tratar por eso aún no me he decidido, pero tengo una buena base para poder escribir el artículo. Tiempo al tiempo jajjaja. Un besote.

        Me gusta

    • Hola!!

      Antes que nada gracias por dejar tu opinión!

      No entendí bien tu comentario, ¿te refieres a que hay niños no adoptados con problemas de conducta? claro que los hay, y en un gran porcentaje, desgraciadamente, y a veces por los mismos motivos que un niño adoptado (es decir, que no haya podido establecer un buen vínculo con una persona importante).

      Un beso y como ya casi estamos a viernes… ¡feliz fin de semana 🙂

      Me gusta

      • Si, desgraciadamente si, es un número que va en aumento, también en parte porque ahora los padres están más sensibilizados con todo este tema y ven cosas donde realmente no las hay, como la manía de llamar TDAH a todo niño que es un poco impulsivo o desatento
        .
        Sobre los vínculos afectivos y las redes estoy totalmente de acuerdo contigo 🙂

        Un beso y feliz fin de semana!

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s