Haz tu propio frasco de la calma

bote calma

Altamente recomendado para parar las rabietas de los niños ¡y muy fácil de hacer!  Se trata de un frasco que está relleno de purpurina y materiales de distintas densidades que al agitar se mezclan (pegamento y glicerina), produciendo un remolino de luces, formas y brillos, muy absorbente y relajante, tanto para niños como para adultos.

Sigue leyendo

Anuncios