La autonepiofilia o “baby adults”

baby-adult

Después de estar tanto tiempo sin actualizar tras unas maravillosas vacaciones… Voy a tratar un tema del que siempre he tenido ganas de hablar y nunca lo he hecho porque no tenía mucho que ver con la línea del blog. Se trata de los “baby adults” o como también se le conoce por su nombre más técnico: la autonepiofilia o infantilismo parafílico.

La autonepiofilia o infantilismo parafílico es una parafilia en la que la persona adulta siente la necesidad y deseo de comportarse como un bebé, llevando ropa de bebé, complementos y siguiendo las mismas rutinas que los niños pequeños. Al “baby adult” le gusta que le traten como si fuese un bebé, hasta el punto incluso de vestirse de esa manera, con babero, pijama e incluso pañales. En general disfrutan de las actividades que realizan los bebés a esas edades, les gusta que les den el pecho, le acuesten y les cambien los pañales. Algunos se contentan con comportarse de esta manera solo unas horas al dia, sin embargo otros invierten demasiado en esta práctica, llegando a causarles verdaderos problemas con sus familiares, amigos y jefes.

¿Un estilo de vida?

Hace tiempo vi un documental sobre los “baby adults” (muy interesante por cierto) en Cuatro, las cifras que daban eran sorprendentes. Por lo visto, es un fenómeno bastante extendido por los países desarrollados, concretamente en Estados Unidos y países europeos. Las cifras que daban eran solo la punta del iceberg porque no todas las personas con esta fijación están abiertas a reconocer su situación, por lo tanto la cantidad de personas que realmente lo practica está multiplicado.

Sin embargo, lo que más me sorprendió al ver el documental es que en algunos países como en Estados Unidos esta práctica se ha extendido tanto que incluso hay un nicho de mercado que se dedica exclusivamente a vender ropa diseñada para este fin, ya sabéis, pijamas y pañales de niños pero para tallas adultas. En Ámsterdam por ejemplo, hay desfiles anuales para enseñar al público sus productos. Puedes ver a modelos masculinos y femeninos andando por las pasarelas con pañales, baberos y patucos.

baby-adults

¿Debemos ayudar a personas con este tipo de parafilias?

Como en la mayoría de las parafilias, las personas que están dentro no lo ven como algo molesto que interfiera en su vida, si no como un estilo de vida. Pueden llevar una vida normal integrando esta parafilia, como tantas otras que ya existen.

Por eso, la mayor parte están cómodos con su situación y no quieren cambiar. Pero, ¿es cierto realmente que no les afecta a su vida? ¿Cómo no les va afectar? Al igual que hay unos que llevan una vida “normalizada”, también hay muchísimos casos de adultos que pasan horas y horas en casa aislados, por lo que se cierran socialmente, algunos incluso faltan al trabajo. El problema es que ellos no lo viven como tal. Por eso, ¿se podría considerar este tipo de parafilias un trastorno? porque realmente está generando un daño a la persona aunque ellos no lo vean de esa forma… ¿Hasta que punto es ético dejarles “con sus hobbies raros”? ¿Cómo ayudar a una persona que no quiere ser ayudada?

Aunque estoy hablando del tema concreto de los baby adults, esto en realidad puede aplicarse a muchos de los trastornos mentales que existen. Llega un punto en el que la persona lleva tanto tiempo conviviendo con él que tiene miedo al cambio e integra esos comportamientos como parte de su personalidad. En este sentido, es importante recalcar que el cambio no va dirigido a eliminar el malestar (porque seguramente para él no exista en esos momentos), si no a producir una mejora en su vida que le llevará a ser más feliz a la larga.

Por último, si conoces a una persona que esté en una situación parecida, poco podemos hacer si no quiere colaborar, como mucho podemos intentar hacerle reflexionar sobre su situación para que abandone esa fase de “contemplación” y se motive para cambiar, tal vez la forma más fácil es no darle facilidades y poner unos límites y unas normas, que cosas estás dispuesto a tolerar y cuáles no. Hablar con un psicólogo especializado  también puede ser una estrategia para hacerle consciente de sus situación.

_________________________________

Espero que tengáis todos una buena semana. ¡Ya estamos a miércoles!

Anuncios

9 comentarios en “La autonepiofilia o “baby adults”

  1. Hola.
    Hace algunos meses la compañera de mesa del trabajo ya hizo comentarios sobre el documental en aquí en cuestión.
    Como para algunos temas ella se muestra un poco desmedida, entre las risas de aquel momento quizá percibiera este tema como algo más anecdótico y superficial.

    Pero con la gran credibilidad de quien firma este artículo y el prestigio que infunde este blog, mi reacción de hoy es casi nauseabunda, ante tan esperpéntica conducta.

    Y como a menudo ‘un clavo saco otro clavo’ o un impacto puede hacer olvidar a otro, tal vez convendría dirigir nuestra mirada al tercer mundo —por cierto no tan lejano— para compadecernos de los verdaderos niños sin baberos.

    Estoy seguro que la autora de este magnífico informe, me autorizará para que hoy ‘aparque’ la psicología, y haga un visita etnográfica, por virtual que fuera.

    Gracias por compartir este revulsivo tema y… ¡Enhorabuena!

    Le gusta a 2 personas

    • Gracias por tu comentario!

      No es fácil hablar de esto la verdad, pero es algo que en su momento me llamó mucho la atención y siempre quise dedicar un artículo (aunque fuese pequeño como este) para hablarlo. Yo ya sabía que existía el fenómeno pero para nada me imaginaba que estuviese tan excendido.

      Reconozco que hubo partes del documental que me salté porque era demasiado grotesco… pero lo que realmente me trastocó es la tranquilidad y naturalidad de quienes lo viven, supongo que no es así en todos los casos pero el hecho de que haya ya un NICHO de mercado me superó… Eso es lo que verdaderamente quería criticar.

      ¿Cómo ayudar a alguien qué no se deja? Menuda pregunta!

      Un beso y enhorabuena a ti^^

      Le gusta a 1 persona

      • Coincido plenamente contigo, en que lo espantoso, y ya lo es mucho, es el hecho de ver como una sociedad saca ‘profits’ sin escrúpulos. Así cualquier hecatombe o desgracia puede ser explotado como motivo para la fabricación de ‘t-shirts’ o de simples llaveros de recuerdo.
        Lo que, no sé si la prioridad está en ayudar a esos afectados, que se seguiran promoviendo, para intereses de algunos, o ayudar a corregir algunos objetivos nefastos de nuestra sociedad de ilimitado consumo. Intuyo que habrá que buscar en la raíz del problema.
        Tengo que insistir y felicitarte por este sugerente tema. ¡Una vez más, felicidades y gracias!

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s