Escapar en medio de una parálisis del sueño

 

paralisis-sueno

Algo que preocupa a muchas personas en todo el mundo y que literalmente no les deja dormir son las parálisis de miedo.

¿Pero qué son?

Las parálisis del sueño son un estado que vive la persona en el que al pasar des sueño a la vigilia (o viceversa) es incapaz de realizar cualquier tipo de movimiento, sin embargo, puede oir, ver y sentir todo lo que ocurre alrededor. Las personas que lo han sufrido viven estos episodios con gran angustia y además suelen venir acompañados de alucinaciones terroríficas y muy reales. El tipo de figuras que ven extrañamente suelen seguir un patrón. La mayoría dicen que ven figuras negras, humanoides y otras presencias extrañas que le vigilan, que le quieren hacer daño. Pueden tener la sensación de que se les va acercando hasta la cama, que el colchón se hunde, que le quitan las sábanas o aparecen por un lateral mirándoles fijamente. En otras ocasiones ocurren también alucinaciones auditivas donde la persona oye sonidos de objetos por la casa, gritos, lamentos o susurros que vienen de la habitación. Normalmente se atribuyen a la supuesta presencia. Finalmente, en casos más extremos, quien lo vive experimenta episodios donde le es difícil respirar, notan que algo se les sube encima o que intentan asfixiarle mientras duerme. Como consecuencia la persona vive un gran episodio de pánico y estrés. Es más, las parálisis del sueño son fenómenos que muchas veces han sido las principales causantes de supuestas apariciones de fantasmas u otro tipo de seres.

¿Por qué aparecen?

Las parálisis del sueño normalmente son concomitantes a la narcolepsia, aparecen asociados en la mitad de los casos, pero lo cierto es que puede ocurrirle a cualquier persona que esté viviendo una situación de gran ansiedad y que tenga dificultades para dormir de manera regular. En realidad nadie está libre de sufrir alguna a lo largo de la vida, la diferencia está en saber identificarla y como saber hacerle frente. Hay personas que ante un episodio así se obsesionan y ese nerviosismo y estrés hará más probable que vuelvan a sufrir otra la noche siguiente.

¿Qué puedo hacer si sufro un episodio así?

sueno-bueno

1- Se consciente.

Primero tienes que identificar que te está ocurriendo. Si te despiertas en mitad de la noche y notas que no te puedes mover tienes que ser consciente de que te está ocurriendo. Puede que tengas alucinaciones que te lo estén haciendo pasar mal, unidas a miedo y sensación de ahogo. Lo primero que querrás hacer es levantarte y salir corriendo, pero no, si intentas levantarte de golpe solo conseguirás paralizarte más porque tu cuerpo no te va a responder y solo te pondrás más nervioso, eso producirá mayor dificultad para concentrarte y moverte. Por eso, debes concienciarte de que lo que te ocurre es un proceso normal y que esas alucinaciones aunque terroríficas no son reales. Todo lo que escuches, veas, sientas e incluso huelas no es real. No te vas a morir ni te va a pasar nada malo.

2- Realiza la respiración abdominal.

Respira lentamente por la nariz imaginando que tienes un globo en tu barriga que quieres llenar, aguanta el aire durante 2 o 3 segundos y suelta el aire lentamente por la boca en 3-4 segundos. Si practicas relajación, yoga o tai-chi seguramente ya sabrás a qué tipo de respiración me refiero. Lo ideal es practicar este tipo de respiración antes para que los intervalos de inspiración-espiración sean más largos. Mientras tanto cierra fuertemente los ojos en intervalos de 5 segundos. Favorecerá la desaparición de las visiones.

3-Intenta mover los dedos se las manos y los pies.

La mejor manea de parar una parálisis de sueño es intentar mover primero uno de los dedos de la mano o pie. Da las órdenes a tu cerebro para que se enfoque en ese punto. Si intentas moverte toda a la vez no podrás y solo te angustiarás más, pero si poco a poco vas moviendo las extremidades se te hará más sencillo mover otros grupos musculares.

4-No te vuelvas a dormir enseguida.

Después de una parálisis, cuando ya hagas conseguido incorporarte, no vuelvas a tumbarte inmediatamente, enciende la luz y ponte durante un rato a hacer otra actividad que te distraiga: leer,escribir, jugar con el móvil… Si vuelves a dormirte enseguida es más probable que tengas otra.

5-Evita dormir boca arriba.

Muchas parálisis ocurren por la persona duerme boca arriba, aunque no se sabe muy bien porqué, puede ser porque en esta posición nuestros pulmones hacen más esfuerzo para funcionar. Una forma rudimentaria es colocarte un par de pelotas de tenis en la espalda o un cojín atado alrededor.

6-No acumules sueño y estrés.

Cuando más profunda sea la fase no REM del sueño más nos costará pasar a la REM, por lo tanto, cuanto más cansado estés a la hora de ir a la cama más profunda será la fase no REM. Horarios regulares, comer sanamente y evitar preocupaciones innecesarias te ayudarán a evitarlas.

____________________

Espero que os haya resultado útil el artículo. Si habéis probado todas estas cosas y aun así continuáis igual deberíais acudir a un psicólogo que os ayude a controlar la situación.

¡Os deseo un buen puente a todos y felices sueños 🙂 !

Anuncios

11 comentarios en “Escapar en medio de una parálisis del sueño

  1. Hola!

    Me ha encantado el post, Sara.
    Esto me lleva pasando desde hace al menos 20 años, con episodios donde ocurre más frecuentemente y otros menos. Hace mucho que no me pasa, y menos mal.
    Tal y como explicas se vive con mucha angustia, sobre todo al principio. Yo, sin tener mucha idea del tema, cuando era muy jovencita, sí que iba haciendo lo que tú comentas:
    -Ana, relájate, deja que pase, se irá, no intentes moverme.
    -Respira bien, Ana. Controla tu respiración, no a la inversa.
    -E ir moviéndome poco a poco cuando siento que está pasando.

    Las primeras veces no sé cómo no me dio un paro cardiaco, la verdad. 😉

    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    • Hola!!

      Si, se pasa fatal, a mi me ha ocurrido un par de veces pero en mi caso no tuve ningún tipo de alucinación terrorífica, como sumo algo perturbadora, pero sin más.

      Los consejos son un poco simples pero en esa situación tampoco se puede hacer mucho más, es fácil de decir y complicado llevarlo a la práctica si 😦

      Me alegro de que te haya gustado^^
      Nos leemos pronto 🙂

      Te deseo una feliz semana, hoy es como si fuese viernes casi jeje. Un beso!

      Me gusta

      • Hola!! para nada, los consejos para quien no le haya pasado nunca o no tenga doctorado, como yo, son geniales!!! Ojalá yo lo hubiera sabido antes, de verdad.
        Yo sin parar, ni ayer, ni hoy ni mañana, non stop….sarna con gusto…;)
        Besito, guapa!!!

        Le gusta a 1 persona

  2. Hola, tengo una gran admiración por todo lo que nos enseña este blog. Pero pese a mis intentos de interesado seguidor, llego con más de 48 horas de retraso a esta actualización.
    Como tengo biorritmos de Alondra, no me veo capaz de comentar. Tal vez, en teórico estado de vigilia pudiera incluir algún comentario más propio de la vida en sueño. Así, en lugar de meter la pata, mejor acostarse y opinar mañana.
    Antes de verme sobre la almohada, doy las gracias, a la autora de estos originales temas y a sus útiles explicaciones. Buenas noches, que después de lo leido no es poco.

    Le gusta a 2 personas

    • Tranquila, te entendí perfectamente 🙂

      Me alegro de que ya no te pase. Hay un documental que me dijeron que estaba bien y que trata las parálisis del sueño, relativamente reciente, del año pasado creo, se llama “The nightmare”. Son casos de personas que las sufren y cuentan sus experiencias, creo que está en Netflix. Yo prefiero no verlo porque me sugestiono pero si a ti no te pasa a lo mejoR te resulta interesante^^

      Un beso!!

      Me gusta

  3. Hola, por supuesto que la entrada es muy interesante. Cualquier cosa desconocida que pueda afectar nuestras mentes o nuestros actos diarios, lo es.
    Lo que siento no recordar esa vivencia descrita por ti. Sin embargo aunque nada tengan que ver, y por tanto me disculpo por salirme del guión, recuerdo los sueños donde sentimos en aquel estado, que la necesidad de correr o de gritar por ejemplo, no obtiene respuesta por parte de nuestros órganos. Así las llamadas de S.O.S. son totalmente estériles. Últimamente mi problema es tan simple como atravesar los metros que separan una habitación con ordenadores del dormitorio. Creo que ni siquiera el histórico y por mi venerado filme ‘La noche de los muertos vivientes’ sería suficiente para inquietarme o frenar mi habitual sueño. Muchas gracias por tu respuesta. Otro beso para ti y buen finde 😉

    Le gusta a 1 persona

    • Si, ese tipo de sueños. Solo que aquí la persona no está soñando, si no que está despierta, eso es lo aterrador. Muchas veces todavía tenemos retazos de lo que estábamos soñando y se tienen alucinaciones. Eso llena de desasosiego a la persona porque cree qeu está ante presencias extrañas. Muy terrorífico todo, en fin 🙂

      Un beso muy grande y gracias por tus comentarios, que siempre son bienvenidos^^

      Me gusta

  4. Muy bueno. Hace un par de días estuve hablando de este tema con otra persona al que le ocurren. Es muy interesante lo que compartes. A mí me pasó en alguna ocasión pero sin alucinaciones ni nada, solo la parálisis, es desagradable. Un abrazo. Gracias por compartirlo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s