¿Adicto al amor?

adiccion

“Fulanita es una mujer que lleva 3 años con su novio Fulanito. Ella dice que fue un flechazo, que sabía que era su hombre desde el primer momento en que se vieron.

. Además, afirma que ambos están profundamente enamorados, como el primer día. Sin embargo su familia y amigos no opinan lo mismo. Fulanita aguanta continuas críticas de su novio, humillaciones y vejaciones. Fulanito no muestra interés ni mira para ella, coquetea con otras mujeres y se enfada cuando Fulanita queda con otros amigos. Fulanita a veces lo pasa muy mal pero no concibe su vida sin Fulanito. Él es todo su mundo. Nunca más encontraría a nadie que le quisiese. ¿Cómo pensar siquiera en dejarle? Se moriría sin él.”

¿Te suena familiar esta historia? La adicción al amor o la dependencia a las relaciones es la necesidad extrema de recibir amor y afecto. Normalmente mediante las relaciones de pareja, de manera que la vida de uno gira en torno a la de la otra persona. No está reconocido como un trastorno, pero es un problema común que tienen muchas personas. Estaría a medias entre una personalidad dependiente y un trastorno adictivo.

¿Y por qué es tan común este problema? La sociedad en la que vivimos alimenta una idea de amor que es falsa. El cine y la televisión hacen que se confunda la dependencia emocional con el amor sano.

Por otro lado, tenemos que diferenciar varios tipos de adicción al amor:

  1. Adicción a una persona: Fulanita es un claro ejemplo de este tipo. Es imposible vivir de manera independiente a la pareja. Se le intenta complacer en todo. Vive la vida del otro más que la suya propia. Otras veces la adicción hacia la pareja se refleja en forma de celos obsesivos y control, como si el otro fuese algo de su propiedad. SIn embargo, los celos no es más que una forma de dependencia. La adicción a una persona no tiene porque ser siempre hacia una pareja, también aparece frecuentemente hacia un hijo, hermano o incluso amigos.
  2. Adicción a las relaciones: más que enganchadas a su pareja estas personas están enganchadas al hecho de tener una relación. Son aquellas personas que son incapaces de acabar con una relación. En el caso de que corten con ella enseguida buscan engancharse a una nueva rápidamente, sin dejar apenas un periodo de descanso. Tras una rotura lo normal es sentir dolor y despecho, incluso reticencia a empezar algo nuevo. Estas personas sufren mucho mientras están solas pero en cuanto encuentran a alguien nuevo parecen olvidarse de todo lo anterior y el ciclo vuelve a empezar. Eso sí, los miedos y angustias que arrastran de su pasado seguirán con ellos afectándoles en las nuevas relaciones (por ejemplo volviéndose más celosos). Además, detrás de todo esto hay un miedo increíble a la soledad.
  3. Adicción al romanticismo: lo que realmente les gusta a estas personas es la idea de romance, la pasión, el juego de la seducción, la conquista y el coqueteo. El típico preludio que aparece en las comedias románticas. En cuanto la relación se alarga más de lo debido enseguida se cansan y rompen. Lo que realmente les engancha es el subidón que produce el “enamoramiento”. En cuanto la cosa se tranquiliza deciden dejarlo. Hablamos de personas inmaduras emocionalmente y que tienen una idea muy fantasiosa del amor. ¿Cómo se explica esto? Cuando nos enamoramos nuestro cerebro segrega un neurotransmisor llamado dopamina que actúa sobre unas zonas de nuestro cerebro relacionadas con la recompensa, tiene un efecto parecido al de las drogas, por eso queremos estar continuamente con la persona amada, porque nos produce euforia, placer y más a largo plazo tranquilidad y seguridad.

200551883-001

Señales de alarma de adicción a las relaciones (!)

  • Necesidad urgente de tener una pareja, en general sin importar mucho como sea. Personas que se enamoran rápidamente, sin llegar a conocer bien al otro. Pronto empiezan a fantasear con pasar toda la vida junto a él/ella.
  • Hasta que encuentran nueva pareja, se quedan encerrados en la anterior relación fracasada, aunque haya sido muy breve.
  • Miedo intenso a quedarse solo, de no encontrar a nadie. Tienen muy baja autoestima y necesitan continuamente la aprobación de los demás, sobre todo de la pareja.
  • Amor excesivo que impide hacer la vida con normalidad, afectándo a otras áreas: laboral, social y familiar. Se vive sólo y únicamente para esa persona. En cuanto no está, empiezan las obsesiones y angustias, ya que se es incapaz de imaginar la vida sin ella. La otra persona no tiene ningún defecto, sencillamente es perfecta.
  • Su pareja está por encima de todo: hobbies, estudios, familia, amigos, incluso de ella misma…
  • Si además hablamos de un dependiente emocional es muy típico el obsesionarse durante muchísimo tiempo con la otra persona tras la ruptura (no paran de hablar de ella, llantos continuos, querer morirse, seguirla, llamarla, mandarle mensajes, etc), hasta que encuentran a alguien parecido a la anterior, con un perfil similar. Si consiguen salir con ella seguramente el ciclo se repetirá de nuevo.

Por último, quiero señalar que experimentar estos síntomas alguna vez no significa que seas adicto a las relaciones o dependiente emocional. ¿Quién no ha tenido un mal amor? El problema es cuando esto se convierte en algo recurrente, en una rutina, cuando ocurre casi siempre después de una relación. Entonces hay que pensar que quizá no es que tengamos mala suerte si no que la forma que tenemos de reaccionar no sea la adecuada.

¿Qué hacer?

Este problema tiene fácil solución respecto a otros, pero tiene que haber participación y predisposición de la persona por querer mejorar. Reconoce el problema y acude a un profesional que pueda ayudarte a formar relaciones más sanas y fructíferas, que te hagan crecer como persona y madurar.

llave

Anuncios

14 comentarios en “¿Adicto al amor?

  1. cuando hay entradas que hablan de amor,
    la gente viene corriendo jajajaj
    Siento haber tardado en llegar u.u
    Mis futuras relaciones amorosas virtuales
    me absorben jajaj
    Buena entrada Sarisky ^^

    Le gusta a 1 persona

  2. Son muy interesantes 😉

    Llevo años practicando el desapego emocional. Muchos, sin darse cuenta, caen en él. La dependencia en los demás. Es peligroso. Realmente la felicidad está en nosotros mismos, no en nadie ni en nada más.

    Te sigo leyendo, Sara 😉

    Me gusta

    • ¡Claro! Hay personas que tienen una dependencia enorme a la pareja (o a otra persona) y lo confunden con amor. Para que una relación sea sana los dos individuos tienen decidir unirse libremente y no mantenerse juntos solo por miedo a la soledad.

      Muchas gracias por tu comentario Álvaro, espero que te sigan pareciendo interesantes las entradas futuras.
      Un beso!

      Me gusta

  3. Sin temor a equivocarme podría decir que el amor es ciego cuando incapacita para hacer un análisis realista de la situación, cuando se proyectan en la otra persona todas las ilusiones, cuando creemos que es la única persona que nos puede dar la felicidad. Sea como fuere, este debe ser un proceso pasajero para culminar en un amor maduro entre dos personas independientes que se respetan y mantienen la fidelidad.

    Un saludo Sara.

    Le gusta a 1 persona

    • Exacto. La etapa de enamoramiento no tiene nada de malo y es lo más natural del mundo, pero tiene que tener un límite temporal. Nuestro cuerpo no está preparado físicamente para aguantar las hormonas “revolucionadas” tanto tiempo, por eso esa primera etapa poco a poco se va relajando y va naciendo otro tipo diferente de amor, que no peor. Un amor más maduro, como tú bien dices :).

      Las personas que no consiguen llegar al siguiente nivel y dependen tanto del otro para ser feliz son las que podrían llegar a tener un problema en el futuro si la situación se alarga.

      Gracias por tu comentario Andrés.
      Un beso.

      Le gusta a 1 persona

    • Pues si, es cierto. La mayoría de las personas que acaban teniendo problemas de adicción al amor son mujeres, y una de las razones es por como se nos ha educado desde pequeñitas. Tal vez en un futuro la cosa cambie… pero a día de hoy sigue siendo asi, y es triste :/

      Muchas gracias por pasarte y comentar^^
      Un beso!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s